GLOBO, TODA UNA VIDA…

By Isabel Fernández-Vega

En 16 años de andadura hemos vivido muchos cambios a nuestro alrededor.
Los días pasan rápido, la tecnología avanza a gran velocidad y estamos en la era de querer todo de inmediato.
Cuando somos padres y madres vivimos una nueva realidad y nos enfrentamos a nuevos retos.
Casi desde el mismo momento en el que sabemos la noticia, se abren ante nosotros infinitos caminos a seguir y multitud de decisiones que tomar.
Hace poco, leí en un libro la cantidad de tiempo que dedicamos a pensar y a tomar decisiones poco relevantes para nuestra vida (como el sitio de vacaciones al que queremos ir, la ropa que nos vamos a poner ante un evento…) y el poco tiempo que invertimos en pensar y decidir otras cuestiones más importantes como son si mi trabajo me gusta, si me quiero casar o si quiero tener hijos.

¿Por qué no dedicarle un poco de tiempo a pensar o a sentir cómo quiero que sea el primer espacio donde mi hijo crezca y se desarrolle?

Los últimos estudios demuestran que lo vivido en la etapa 0-3 años queda registrado en nuestra memoria emocional y corporal para TODA nuestra vida.
Cada vez se le da más importancia a esta etapa; habiendo estudios a favor y en contra de las diferentes teorías y modelos de aprendizaje: bilingüismo sí o no, sistema de “fichas” sí o no…

Pero si hay alguna teoría que cada vez cobra más importancia y de la que no cabe duda su veracidad, es la teoría del apego. El apego lo entendemos como el primer vínculo afectivo que establece el bebé con sus primeras figuras de referencia.
El apego que se haya construido en nuestra primera infancia va a favorecer o por el contrario, entorpecer el desarrollo de nuestras habilidades para establecer relaciones y para posicionarnos en el mundo.

Si han establecido con nosotros un vínculo de apego de seguridad y confianza será más probable que estas relaciones sean saludables y exitosas.

Nuestra autoestima se ve totalmente reflejada en la mirada de las primeras personas que nos observan, nos acogen y acompañan al comienzo de nuestra vida.

¿Alguna vez te has parado a pensar cómo es tu hijo?
No todos somos iguales ni necesitamos lo mismo; ¿Qué necesita mi hijo?
No solo es importante encontrar un lugar en el que me quieran sino que me quieran como yo necesito que me quieran.

Con una autoestima fuerte, somos capaces de desarrollar multitud de
capacidades y de llevar a cabo acciones para tener más bienestar.

En Globo llevamos 16 años creando un espacio pensado para que tanto los pequeños cómo sus familias crezcan con confianza y seguridad.
Somos un equipo sólido y todas las personas estamos formadas en la teoría del apego; tenemos formación tanto profesional como personal.
Observamos los cambios que ocurren a nuestro alrededor y nos adaptamos a las nuevas necesidades de las familias y aunque todo va a un ritmo acelerado, lo esencial permanece: el afecto, el contacto, la experimentación, la autoestima, la creatividad.

¿Por qué Globo es diferente?

Seguridad, afecto, sensibilidad, respeto… ¿Te apetece que sea esto lo que viva tu hijo?

En Globo existen varios elementos estructurales que ayudan a que estas palabras sean una realidad y rodeen a tu hijo en sus primeros años:

– El tamaño de la escuela es pequeño y el número total de niños es alrededor de 25. Esto hace que se respire un ambiente familiar y cercano.

– Los niños y niñas hacen actividades con todos los adultos, de manera que todos nos conocemos, aumentando de este modo su sensación de seguridad.

– Gestionamos los conflictos desde la prevención, a través de actividades de educación emocional y un acompañamiento individualizado de cada niño o niña.

– Existe mucha flexibilidad, lo cual permite a los profesionales adaptarse a las necesidades de cada niño y de cada familia. Se adapta el horario de entrada, la actividad del día…

– Los niños pueden moverse con libertad por toda la Escuela, haciendo que se sientan como en casa.

¿Qué ofrecemos?
Nuestra vocación y profesionalidad.

¿Quieres saber más?
Somos una Escuela Activa:
Creamos cosas desde nuestras manos, somos dueños de nuestro proceso sin tener que ajustarnos a algo predeterminado.
Buscamos soluciones de forma autónoma a nuestros problemas.

Nuestros pilares se basan en:

1. La Teoría del apego y la Psicomotricidad Vivenciada.

2. Tenemos una filosofía de escuela integradora: teniendo en cuenta las siguientes líneas pedagógicas: Pikler, Montessori, Waldorf, Disciplina Positiva.

3. Somos una Escuela Innovadora en constante formación.

4. Atendemos a la diversidad y a lo esencial de cada uno y por eso utilizamos la Lengua de Signos.

5. Experimentación: contamos con un aula de experimentación artística permanente: con técnicas como cajas de luz y la caja de arena.

6. ofrecemos nuestros servicios también como Centro Terapéutico. No solo atendemos al niño, también cualquier necesidad que pueda surgir en su sistema familiar y damos prioridad a las familias de la escuela en nuestros servicios de terapias así como de actividades extraescolares y campamentos.

7. Realizamos un programa de conciliación familiar: realizamos campamentos de fin de semana.

Te HAS PREGUNTADO
¿Qué necesita tu hijo?
¿Qué necesitas tú como madre o padre?
En Globo podemos acompañaros en esta etapa tan especial e importante para vuestras vidas.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies